Paso Cuatro – Semana Cuatro

Paso Cuatro – Semana Cuatro

EVITA EL AZÚCAR

 

Anteriormente dijimos que el azúcar es considerada un veneno blanco, al igual que la sal.

Eliminar por completo el azúcar de nuestras vidas es totalmente ilógico e innecesario. Sólo vamos a disminuir tanto como sea posible la cantidad de azúcar que ingerimos.

De hecho, ya estamos tomando dos litros de agua – té – al día sin endulzar, entonces, hagamos lo mismo con el resto de nuestras bebidas como el café, los refrescos, … e incluso el alcohol, tomémoslos sin azúcar. Esto no quiere decir que el Baileys esté prohibido, nada más lo vamos a tomar con mucha menor frecuencia o en menor cantidad.

Por ejemplo, el café, si normalmente lo tomas con una cucharita de azúcar, empieza por reducirla a 3/4, después de unos días a 1/2, y así sucesivamente hasta eliminarla por completo.

Si tienes ganas de un refresco, mejor toma agua mineral con limón o con cualquiera de los sabores que ya habíamos sugerido. (Paso Dos)

Elimina el azúcar y otros endulzantes de todas tus bebidas para que mejor comas postre.  Esto también ayudará y entrenará a tu paladar a disfrutar de los verdaderos sabores de la comida, ya que el reducir el azúcar resalta los sabores reales en vez de cubrirlos.

En caso de que seas del tipo de persona que le gusta comer algo dulce al final de las comidas o a cualquier hora durante el día, equilibrar los dulces y postres en tu dieta diaria te dará mejores resultados. En primer lugar, comienza por reducir la cantidad de azúcar con la que los preparas. Segundo, cómelos sólo una vez al día, mientras más temprano mejor, así tienes el tiempo suficiente para quemar las calorías del azúcar en forma de energía.

La mejor opción es preparar tus propios postres porque así puedes reducir la cantidad de azúcar tanto como tú quieras. Si cocinar no es lo tuyo, puedes comprar postres reducidos en azúcar o puedes comer la mitad de lo que acostumbras.

Recuerda: ¡El azúcar se convierte en grasa!
El azúcar, un carbohidrato, se convierte rápidamente en energía. Sin embargo, si las calorías del azúcar no se usan como energía poco tiempo después de consumirlas, el hígado las convierte en grasa acumulada en el organismo. La fructuosa, una forma de azúcar, puede ser más peligrosa y es almacenada en forma de grasa con más facilidad que otros tipos de azúcar. Entonces, el exceso de azúcar, además de convertirse en grasa, también daña nuestro hígado.

Recomendaciones adicionales:
1. Quita el azúcar, no la grasa.
2. Deja la fruta, desaparece el azúcar procesada. Prepara postres con frutas naturales y utiliza miel en vez de azúcar.
3. El azúcar puede tapar tus arterias.

Receta nueva: ¡Pie rústico de manzana bajo en azúcar!

http://www.yosoyamoryexitocristinaaguilera.com/…/pie-de-manzan…/

Nuevo decreto: 

http://www.yosoyamoryexitocristinaaguilera.com/…/01/nuevo-decr…/

 

Sugerencias nuevas: ¡Somos lo que pensamos! Entonces, ¡sólo genera pensamientos positivos! (p. 88 Yo soy Amor … Yo soy Éxito)

Continúa haciendo la meditación del Paso Tres. Una vez que ya sientas profundamente tu propio amor por ti mismo, visualízate tan delgado como quieras ser.

Cuando de verdad nos amemos a nosotros mismos, cuidar de nuestro cuerpo y de nuestra salud será en extremo sencillo.

¡Yo soy Amor … Yo soy Éxito!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s